Top
La Estación Espacial Internacional imprime en 3D – Ideas e Inventos
fade
10660
bp-nouveau,post-template-default,single,single-post,postid-10660,single-format-standard,admin-bar,no-customize-support,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll,no-js

La Estación Espacial Internacional imprime en 3D

La impresión 3D es una de las tecnologías que más interés despierta no sólo en los aficionados a la tecnología, sino también en el mundo empresarial y científico. La NASA no es ajena a ello, lo que ha llevado a la agencia a incluir la impresión 3D entre los experimentos que está llevando a cabo en la Estación Espacial Internacional. Para ello, los astronautas que se encuentran en la actualidad a bordo de la Estación instalaron una impresora 3D la semana pasada, y ya la han puesto en funcionamiento. Y con resultados satisfactorios: han conseguido imprimir por primera vez, en el espacio y en condiciones de microgravedad, un objeto en 3D.

Se trata de una pieza que forma parte de la propia impresora: un recambio de un frontal de su sistema de impresión, sobre el que figura una inscripción con los nombres de las dos organizaciones que han hecho posible este experimento: NASA y Made in Space Inc, la compañía que ha trabajado con la NASA en el diseño y fabricación de la impresora 3D colocada en la estación espacial, y cuyos ingenieros están colaborando desde la Tierra, desde Huntsville, Texas con los astronautas de la IIS a la hora de preparar y gestionar las impresiones.

La  impresión fue vital para demostrar las capacidades del sistema, ya que se trata de una pieza perteneciente a la propia impresora. El objetivo  de la impresión 3D en el espacio, es la posibilidad de crear piezas de repuesto sin necesidad de que estas sean fabricadas en tierra y mandadas por cohete a la estación y demostrar que la impresora puede crear sus propias piezas de repuesto. a principios del próximo año 2015, se enviarán a la Tierra para su estudio y para compararlos con objetos idénticos impresos en la Tierra. Con los resultados obtenidos se podrá averiguar si el proceso de impresión 3D funciona de la misma forma en condiciones de microgravedad que en la Tierra.

vía: teknlife

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment

 
Skip to toolbar