Top
Olli, el primer vehículo impreso en 3D y autónomo que dialoga con los pasajeros – Ideas e Inventos
fade
12720
bp-nouveau,post-template-default,single,single-post,postid-12720,single-format-standard,admin-bar,no-customize-support,eltd-core-1.0,flow-ver-1.0.1,eltd-smooth-scroll,eltd-smooth-page-transitions,ajax,eltd-blog-installed,page-template-blog-standard,eltd-header-type2,eltd-sticky-header-on-scroll-down-up,eltd-default-mobile-header,eltd-sticky-up-mobile-header,eltd-menu-item-first-level-bg-color,eltd-dropdown-default,eltd-header-style-on-scroll,no-js

Olli, el primer vehículo impreso en 3D y autónomo que dialoga con los pasajeros

Un minibús eléctrico impreso en 3D llamado “Olli“, que tiene capacidad para 12 personas, fue presentado por Local Motors ubicada en Arizona. Olli fue diseñado como una solución de transporte a demanda, a la que los pasajeros pueden recurrir a través de una aplicación de celular, al igual que Uber. El bus puede ser impreso en “micro fábricas” en cuestión de horas.

 

En los próximos meses habrá demostraciones de Olli en National Harbor, Maryland (Estados Unidos), y se espera que también se muestre en Las Vegas y Miami. Local Motors está gestionando también la posibilidad de probar los vehículos en otra decena de ciudades del mundo como Berlín, Copenhague y Canberra.

 

El cofundador y director ejecutivo de Local Motors, John Rogers, dijo que este vehículo está pronto para entrar en servicio tan pronto como lo permita la regulación.”La tecnología ya estaba pronta. Lo difícil fue adaptarla”, dijo en una entrevista con la agencia AFP. Con esto, Rogers se refiere a que Local Motors puede diseñar y fabricar los vehículos a demanda y según requerimientos personalizables, y ofrecer el servicio a gobiernos locales u otros compradores.

 

Rogers dice que la empresa tiene ventajas respecto a otros sistemas porque construye los vehículos de cero, y produce la mayoría de los componentes con impresoras 3D. “Esperamos poder imprimir el vehículo en unas 10 horas y armarlo en otra hora”, dijo. La conducción de Olli está controlada por un sistema desarrollado por Local Motors. IBM no se encarga de la conducción pero proporciona la interface de usuario para que los pasajeros puedan tener “conversaciones” con Olli.

 

Este es el primer paso de IBM en la conducción totalmente autónoma, aunque ya ha trabajado con otros socios automotores en soluciones tecnológicas. Greenstein dijo que IBM ve a Olli como “la primera solución completa” de conducción autónoma, y sostiene que usar reconocimiento de “lenguaje natural” ayuda a crear “una relación entre el pasajero” y los vehículos.

 

El vehículo se basa en más de 30 sensores y corrientes de datos de los servidores de IBM. Con Watson, los pasajeros pueden preguntar cómo funciona el vehículo, a dónde van y por qué Olli toma determinadas decisiones de conducción. Incluso responde la pregunta más odiada por los conductores: “¿ya llegamos?”.

 

Además, puede recomendar restaurantes conocidos o lugares históricos, a partir de las preferencias personales del pasajero. Rogers dice que la compañía participó en reuniones en al menos 50 países en los que hay interés en nuevas soluciones de transporte. “Hay una larga lista de ciudades interesadas”, aseguró.     AFP

Carola Cravedi
No Comments

Post a Comment

 
Skip to toolbar